sábado, 29 de octubre de 2016

Halloween (by lamarcadelchacal Andrés Martino)

“Sigo observando mi trocito de cielo a través de los ojos abiertos de esta cabeza de calabaza. No saben quién soy. Hurra.”
Sí saben pero no lo reconocen: es el viejo huraño que se enfada cuando azuzan al perro; el eremita que vive en lo alto de la Tramontana; que baja hosco al centro una vez por mes para comprar mínimas provisiones.
Está regalando golosinas y avivando la risa de los chavalitos, con sus alas de murciélago. Espantó a una bruja mala con la hoz de fantasía.
Una señora gorda que va sin disfraz ni maquillaje lo examina curiosa. Es Halloween y guardará el secreto.

Polikarp, monje de Kiev (Siglo XIII)

Sigo observando mi trocito de cielo, alma mía, desde que yo, Polikarp, monje de Kiev, me convirtiera en el destinatario de tu correspondencia privada, allí por el siglo XIII y tú, mi amado obispo  Simon de Vladimir, en mi devoto.
A ti que me recordaste por qué abrazar una ejemplar carrera eclesiástica y liberaste mi herejía, te explicaré el Monasterio de las Grutas.  Escribiré una composición metafórica; una más que se hundirá en el Leteo.

Lo haré y dentro de ocho siglos se preguntarán si mi Fe fue verdadera, los eruditos que no han tenido tiempo de sospechar el beso de tu boca cálida.